+34 624 21 58 20 info@eixamplepis.com

«¿Cómo preparo mi piso para la visita de un comprador?»

por

Cómo me preparo para vender mi piso ante una visita de un posible comprador

10 consejos que convertirán las visitas en un éxito

Uno de los principales aspectos en la venta de una propiedad, es el saber qué hacer en la visita con un cliente comprador de tu propiedad. Las visitas son difíciles de manejar independientemente de si sigues viviendo en casa o ya no vives en ella. Seguramente vas a tener que hacer varias visitas antes de conseguir vender tu propiedad, por lo que deberás estar preparado.

  1. Prioriza el orden y la limpieza

Durante todo el proceso de venta deberás mantener tu casa totalmente limpia y ordenada. Seguramente te surgirá un cliente a última hora que quiera ver lo más pronto posible tu inmueble y no lo puedes perder porque tu casa esté hecha un desastre total.

Reduce el pánico de último momento guardando cosas, y tan pronto como hayas terminado con ellas, crea una lista de verificación de tareas simples que debes eliminar antes de salir cada mañana. De esa manera, tu casa siempre estará lista para las visitas con tu cliente comprador.

Los armarios son un punto determinante a la hora de una visita. No te lo piensas, pero muchos, muchos clientes, abren los armarios para saber qué tanto espacio tienen. Muchas veces ni te lo preguntan. Y ¡oh, sorpresa! La ropa o juguetes están a desbordar, casi ni se pueden cerrar. Imagínate el disgusto. Cuando sucede algo así, seguramente, sea un punto negativo para tu comprador. Te toca ordenar, no dejes que esto suceda.

  1. Persigue amplitud y luminosidad
La amplitud y la luminosidad son esenciales a la hora de vender un piso en Barcelona

La mayoría de clientes busca amplitud y luminosidad. Nadie quiere comprar algo pequeño y oscuro, por esa razón, debes asegurarte de que tu propiedad no se vea demasiado sobrecargada, eso hará que se perciba más pequeña de lo que es y tus clientes no querrán comprártela.

Debes dejar únicamente lo imprescindible. Nos ha pasado muchas veces que los propietarios, por su comodidad, dejan todo en el recibidor y cuando llegan las visitas, hay que retirar cosas para poder pasar. ¡No seas uno de ellos!

Si en el salón tienes 4 sofás, 6 sillas, 2 mesitas, 3 vitrinas, únicamente deja uno o máximo 2 de cada cosa, dependiendo del espacio que tengas. Haz que tu salón se vea incluso más espacioso de lo que en realidad es. Que haya espacio por donde tus clientes puedan pasar sin tener que tropezar con cualquier mueble. Toma en cuenta que muchas veces los clientes vienen acompañados de sus familias, entonces puede ser que por visita puedas llegar a tener hasta 6 personas, no es lo habitual, pero pasa. ¡Te lo decimos por experiencia!

  1. Despersonaliza los espacios

Otro punto a tomar en cuenta son las fotografías y artículos personales. ¡Es mejor que los guardes para ti! Puedes dejar un par, pero que no sean demasiado grandes y llamativas. Si en un mueble tienes muchos recuerdos, cristalería y cosas de porcelana, será mejor que las guardes. Lo que queremos es que vean el inmueble, no tus recuerdos.

Una nota muy importante, que no podemos dejar pasar, es que si eres religioso, o hincha de algún equipo de fútbol o partidario de algún partido político y tienes tu casa sobrecargada de artículos que te delaten, trates de quitarlos y dejar los menos posibles.

Es importante despersonalizar los espacios para vender tu piso entre particulares

En reiteradas ocasiones, clientes nos hacen comentarios de que no compran una casa o piso, únicamente, por el hecho de que piensan distinto al propietario o porque una casa parecía más una iglesia o el museo de fútbol, que no un hogar. Piensa que la mayoría de personas somos visuales y todo lo que vemos nos causa impacto y nuestro cerebro a veces no sabe manejarlo.

Incluso en la cocina, es vital que mantengas las encimeras despejadas, que se puedan apreciar los materiales con los que están hechos. No olvides retirar cualquier pegatina, recuerdo, calendario o foto que tengas pegados en la nevera.

4. Encuentra un lugar para tus mascotas


El mejor amigo del hombre puede ser el peor enemigo de tu casa a la hora de venderla. Dejar a las mascotas en casa para las visitas, es un error, nunca sabes la persona o personas que te visitarán. Sean tus clientes amantes o no de los animales, una mascota puede complicarte la visita.

Un perro contento dando ladridos es simplemente molesto y distrae a los clientes. Es mejor que lleves a tus mascotas a dar un paseo o que los envíes a casa de alguien para que los compradores puedan centrarse mejor en las características de tu casa.


5. Trata de ser flexible con un cliente comprador.

Separarse del lugar al que has llamado hogar puede ser difícil. Pero si quieres lograr venderlo, debes darle a los compradores tiempo y espacio para enamorarse de tu piso.

Flexibilidad a la hora de programar visitas para vender tu piso en el Eixample de Barcelona

Deberás ser flexible a la hora de programar las visitas. Reserva en tu agenda al menos dos días en la mañana y dos en la tarde, para agendarlas y deja un margen de mínimo 30 minutos o incluso una hora (dependiendo del tamaño de tu inmueble) entre un cliente y otro, así tus clientes tendrán suficiente tiempo para verla y hacerte las preguntas que consideren necesarias.

Intenta no llegar tarde a tus visitas con tu cliente comprador, esto no provoca una buena imagen de ti, intenta llegar mínimo una media hora antes, para que puedas dejar las cosas en su sitio, abrir ventanas, para que se ventile, subir persianas, para dar mayor entrada a la luz natural, abrir luces en caso de que tu casa, sea un poco oscura. Eso ayudará a tus compradores a ver tu propiedad.

6. Colaboración de los hijos

Mientras logras vender tu propiedad, pídeles a tus hijos que elijan algunos juguetes favoritos para guardar en sus habitaciones y luego almacena el resto en el trastero o en contenedores. Asegúrate de explicarles que volverán a ver sus juguetes. ¡Claro! Si se aburren con sus selecciones, siempre puede rotar los juguetes que han elegido.

Además, ¿quieres aliviar tu carga a la hora de ordenar tu casa? ¡Dale un trabajo a tu hijo! Es una excelente manera de enseñar el valor del trabajo duro. Diviértete un poco y crea una gran motivación ejecutando simulacros de práctica cronometrados. No olvides reconocer un trabajo bien hecho.

Hazlo lo mejor que puedas, pero recuerda, eres humano. Habrá días en los que simplemente no podrás guardarlo todo y llegar a tiempo a la puerta. Si recibes una llamada para una visita, dile a tu cliente que te retrasas, para que pueda prepararse con anticipación.

7. El olor es importante en la visita con tu cliente

En una visita para vender tu piso el olor del café connota hogar y calidez

Es importantísimo que tu casa huela bien en el momento de enseñarla. Una de las cosas que más ahuyenta a los compradores son los olores desagradables. Por supuesto, el día o días de la visita con tu cliente comprador, evita cocinar cosas de olor muy invasivo, como pescado, frituras o verduras, como la coliflor, cuyo olor suele ser demasiado fuerte.

Compra un ambientador de un olor no muy intenso, que le dé una sensación de frescura y limpieza a tu hogar o si prefieres prepara café, así dará sentimiento de hogar y calidez.

8. Sé amable y acepta las críticas de un cliente comprador

Desde el momento en que tu cliente llega, recíbelo con una sonrisa. ¡Sé amable! Invítalo a pasar y a ser posible ofrécele un café, un té, o un vaso de agua. Es muy posible que no te lo acepte porque no te conoce, pero estarás creando un ambiente agradable y de confianza.

Respeta cualquier comentario que te hagan tus clientes, sean o no comentarios positivos hacia tu casa. Recuerda que todos tenemos distintos gustos y no a todos les tiene porque encantar tu casa.

Escúchales y siempre que puedas, destaca las virtudes que tiene tu inmueble y lo que se puede hacer en él. Y cuando te digan cosas negativas, no te las tomes como algo personal, que puede ocurrir, a veces los clientes son así.

9. Verifica que todo funcione correctamente.

Para vender tu piso en Barcelona entre particulares cuida los pequeños desperfectos

La estética es clave pero otra cosa fundamental es que te asegures que cada cosa funciona en tu vivienda. Cada interruptor, bombilla y persiana. Sí hay pequeñas reparaciones que tenías pensado hacer y que por tiempo o cualquier motivo, las has dejado para después. ¡Ahora es el momento!

Si no las haces, tus clientes en el mejor de los casos te pedirán una rebaja de precio, argumentando que tendrán que asumir todos los costes por las reparaciones y en el peor, ya ni te harán una oferta. Con razón se pensarán: “Sí están así las cosas que se ven, ¿Cómo estará lo que no se ve?”

  1. ¿Qué documentos te pueden pedir durante la visita, en caso de les guste tu propiedad?

Hay veces que los clientes te pueden pedir si tienes todos los documentos a mano, para ver que eres tú el propietario: los planos, las escrituras e incluso una nota simple, recibos de gastos, Ibi, ITE, etc,

No te lo tomes a mal, eso demuestra interés por su parte. Por eso siempre es mejor que estés preparado y los tengas a tu alcance. Deja que los miren e incluso sería bueno que pudieses obsequiarles con una copia del plano o de la nota simple, para que continúen analizándolos con tranquilidad.

Equipo Eixamplepis

Equipo Eixamplepis

Más de 30 años de experiencia

Equipo de Eixamplepis, liderado por la asesora inmobiliaria independiente y coach inmobiliaria Laura Griñó. Venta de pisos en Barcelona, de particular a particular, sin agencias.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesaar

El proceso de venta paso a paso

El proceso de venta paso a paso

La venta de una propiedad es un proceso complejo, así que te comparto a continuación una explicación breve y simplificada de cómo se desarrolla una venta paso por paso

Pin It on Pinterest

Share This
× ¿Te ayudo?